Cómo cuidar a los gatitos recién nacidos

Sentir el primer agarre delicado de un gatito recién nacido puede ser una experiencia inolvidable. Al mismo tiempo, tener una nueva mascota trae consigo muchas responsabilidades, especialmente para alguien nuevo en tener mascotas o que trabaja con gatitos recién nacidos. ¡Pero no te preocupes! Si tienes en cuenta estas recomendaciones estarás preparado para lo que venga.

Adorable little baby kitten hugged by human.

Consejos para el cuidado de un nuevo gatito

Cuidar de un gatito puede ser muy gratificante, pero también es mucho trabajo. Comencemos con algunos consejos para ayudarte a comenzar.

– Los gatitos necesitan ser alimentados con comidas pequeñas varias veces al día. Necesitan beber la leche de su madre para obtener los nutrientes que necesitan, pero si ella no está cerca, tendrás que comprar comida especial para gatitos.

– También necesitan beber mucha agua, así que asegúrate de que su cuenco esté siempre lleno.

– A los gatitos les encanta jugar, así que invierte en algunos juguetes y rascadores. Esto ayudará a mantenerlos entretenidos y evitará que dañen sus muebles.

– Mantén limpia la caja de arena de tu gatito, o puede que empiece a ir al baño a otra parte. Aseala al menos una vez al día y cambia la arena por completo cada semana más o menos.

Pautas de alimentación para un gatito recién nacido

Cuando se trata de alimentar a tu gatito recién nacido, debes tener mucho cuidado. Los gatitos nacen sin ningún tipo de inmunidad y son muy susceptibles a las infecciones. Es importante seguir estas pautas para garantizar un desarrollo saludable para tu gatito.

– Solo alimenta a tu gatito con leche diseñada para gatitos. No uses leche de vaca normal, ya que no tiene el equilibrio adecuado de nutrientes para un gatito en crecimiento. 

– Los gatitos menores de 4 semanas necesitan una fórmula para gatitos, disponible en las tiendas de mascotas. Aumenta gradualmente el tamaño de la porción a medida que crezca el gatito. Después de 4 semanas, puedes comenzar la transición a alimentos sólidos. 

– Puedes alimentar a tu gatito con un biberón o con una jeringa. Si estás usando un biberón, asegúrate de que la tetina sea lo suficientemente pequeña para que el gatito pueda mamar sin tragar demasiado aire.

– La alimentación debe hacerse lenta y cuidadosamente. Dale al gatito pequeñas cantidades de leche a la vez y siempre hazlo eructar después. La sobrealimentación puede causar diarrea que podría conducir a la deshidratación.

– Los gatitos recién nacidos deben ser alimentados cada dos o tres horas, de día y de noche. A medida que comienzan a crecer, puede reducir el número de alimentaciones. Sin embargo, los gatitos menores de cuatro semanas aún necesitan atención las 24 horas.

– Los gatitos también necesitan acceso a agua fresca en todo momento. Puedes usar un recipiente poco profundo o incluso un cuentagotas para darles agua hasta que tengan la edad suficiente para beber de un recipiente normal.  

Manten abrigado a tu nuevo miembro de la familia

Una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu gatito es mantenerlo abrigado.

La madre de tu gatito habría mantenido calientes a sus crías acostándose cerca de ellas y lamiéndolas. Dado que ahora eres el padre o madre sustituto, deberás brindarle calidez de otras maneras. La mejor manera de hacer esto es colocar a tu gatito en una caja forrada con toallas suaves y limpias. 

Supervisa a tu gatito con cuidado para asegurarte de que esté lo suficientemente caliente, pero no demasiado. Los gatitos recién nacidos aún no pueden regular su temperatura corporal, por lo que depende de ti asegurarte de que estén cómodos. Si tu gatito parece tener frío, agrega otra capa de toallas o mantas. Si su gatito parece tener calor, retira algunas a discreción.

Presta mucha atención a tu gatito y asegúrate de que esté recibiendo suficiente comida y agua. Es importante mantener a tu gatito hidratado, especialmente porque perderá mucho calor corporal.

Cómo estimular sus sentidos

Puedes estimular los sentidos de tu gatito brindándole muchos juguetes. Trata de obtener una variedad de texturas y formas diferentes para que exploren. También puedes proporcionarles una amplia variedad de alimentos para ayudarlos a desarrollar sus papilas gustativas. Por último, asegúrate de pasar mucho tiempo acariciándolos y abrazándolos para que se acostumbren a tu olor.

Los gatitos necesitan mucho amor y atención. Dedíca tiempo todos los días a acariciarlos y abrazarlos y pronto se convertirán en un querido miembro de la familia. Comparte tu historia, ¿cuál es tu experiencia con gatitos recién nacidos?

Contenidos relacionados

Facebook
Pinterest
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *